Cuando administramos  una página de Facebook tenemos un objetivo específico: crear interés en torno al contenido que  estamos publicando.

Como ya sabemos, para lograr este interés no puedes centrarte simplemente en ti, en tu empresa o en tu página web: debes dejar a un lado el “autobombo” y dar contenido útil y de valor a tus lectores.

Si bien es verdad que también debe entrar en el contenido aquello a lo que te dedicas.

Estar en Facebook no significa aumentar las ventas poniendo enlaces a tus productos o servicios, aunque puede ayudar.

Sino ayudar a los usuarios, darles una solución a sus problemas y convertirte en un referente al que acudir cuando necesiten los servicios que ofreces.

Para integrar estos contenidos en el flujo de la página es necesario trabajar un calendario editorial.

Establece un calendario de publicaciones para ti mismo, de manera que mantengas una  continuidad, sin repetirte y planificando acciones futuras.

8 consejos para tus publicaciones en Facebook

1. Contenido con sentido

Antes de empezar a publicar en tu fanpage es conveniente “discutir” con tus colaboradores o socios: ¿Cuál es el público objetivo? Esta pregunta es básica para saber a dónde te diriges y que contenido es mejor publicar.

No puedes solo re-publicar lo mismo del blog o de Twitter.  Identifica los contenidos importantes, busca noticias relevantes, crea contenido visual y sobre todo que sea de CALIDAD.

Solo de esta forma serás capaz de atraer la atención de cada vez más gente y convertirlos en usuarios activos y asiduos.

2. Planifícate

La mejor manera de tener un orden de las publicaciones que haces en Facebook es mediante la gestión de un calendario, un documento o una aplicación para planificar los posts en el tiempo.

La ventaja de esto es tener todas las publicaciones bajo control y de esta forma no repetirte y ofrecer homogeneidad en los posts.

Planifícate. Haz un calendario de contenidos.

3. Márcate los festivos

¿Tienes un calendario con las festividades? ¿No? Pues sería conveniente.

Aunque te parezca un mínimo detalle o inútil, esto es muy útil a la hora de ofrecer promociones, ofertas especiales y alentar a la compra en ocasiones especiales o simplemente para promocionarte buscando el lado emocional de los usuarios.

Un ejemplo de apelar al lado emocional de las personas puede ser este de Oreo.

Haz un calendario editorial para publicar los posts de Facebook. Este ejemplo es de Oreo.

Causó un gran controversia y aunque no todos los usuarios se mostraron de acuerdo con esta iniciativa, para Oreo tuvo una gran repercusión prestar atención a este día.

4. Recogida de información

Gestionar las fuentes que consultas y las nuevas que encuentras es fundamental ya que es una forma sencilla para encontrar contenido útil para tu empresa.

Sin embargo, teniendo en cuenta el exceso de información a la que nos vemos expuestos hoy en día, no es una tarea fácil.

Por ello, mi recomendación es que uses alguna aplicación como puede ser Evernote, Pocket u otra de tu gusto para poder marcar todo aquello que te interesa y que pienses que te puede ayudar a la hora de crear contenido.

Así tendrás todo ordenado y sabrás dónde buscar.

5. Público objetivo o target

Para saber dar respuesta y solución a las necesidades de los usuarios, primero debes saber o decidir cuál es tu público objetivo, de esta forma podrás anticiparte y darles una solución incluso antes de necesitarla.

Conoce tu público objetivo

Blogs del sector, los debates en redes sociales, foros o comunidades son terrenos donde podemos obtener ideas y puntos de vista muy útiles de los usuarios.

Monitoriza las conversaciones, sigue grupos de la industria y deja comentarios para estimular el intercambio. Esto te ayudará a identificar las necesidades de tu target.

 6. Contenidos homogéneos

Por ejemplo:

Con esto no quiero decir que un día escribas un día cómo hacer un bizcocho de chocolate y otro día como preparar un cocido.

Si te dedicas a postres, escribe sobre postres, pero no les expliques a los usuarios mil maneras distintas de hacer un bizcocho de chocolate, porque se aburrirán. No sé si me explico.

En un plan editorial debes mantener un equilibrio en el contenido que publicas. Una página no la puedes construir solo con imágenes.

Está claro que la parte visual es, hoy en día, imprescindible porque llama la atención, pero debes acompañarlo de contenido para no “enfadar” a los fans. No trates a los usuarios de “tontos”.

Cuando trabajes sobre el calendario editorial crea un buen equilibro entre texto, vídeo e imágenes.

7. Horarios y días

No hay un día y un horario mejor para publicar en Facebook por norma, o por lo menos, no es igual para todo el mundo.

Esto dependerá de tu público y de cuando están activos tus seguidores respecto a unos días y horarios.

Si dentro de tu página de Facebook entras en la pestaña “Insights” encontrarás la sección “publicaciones” dónde podrás ver qué días y a qué horas tus seguidores son normalmente más activos.

Página "insights" de Facebook donde podrás ver cuán tus usuarios están más activos

8. Prueba, prueba y prueba

Creo que esto ya os lo dije en un post anterior.

La clave de todo está en probar y ver qué funciona para ti y tu negocio.

Mide los resultados y podrás ver qué es lo que va mejor y qué no, qué contenidos gustan más y aquellos que pasan completamente desapercibidos.

Así podrás saber cuándo probar y con qué. Cuanto antes cometas todos los “errores” posible, antes sabrás cómo hacerlo bien.

¿Has organizado ya tus publicaciones para Facebook? ¿A qué esperas?

Deja tus comentarios y opiniones.

About The Author Ad2web

comments (0)

* Se requiere casilla de verificación RGPD

*

Acepto

Your email address will not be published.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>